La exclusión social y la erosión de la ciudadanía y cómo puede desencadenar el populismo

Building citizen skills and activation strategies (Desarrollo de competencias ciudadanas y estrategias de activación)(ES)
About Lesson

La exclusión social y la erosión de la ciudadanía y cómo puede desencadenar el populismo

Imagen de atlascompany en Freepik

Como ya se ha mencionado, una noción común de ciudadanía también implica un sentido de respeto y aceptación hacia otros miembros de la sociedad o grupo de pertenencia independientemente de su propia ciudadanía nacional. Nuestras sociedades se enfrentan cada vez más a cuestiones de integración y multiculturalismo, ya que la inmigración sigue siendo una práctica habitual entre el populismo moderno. Con ello, problemas como la exclusión social y la erosión de la ciudadanía pueden surgir y, posteriormente, crear un terreno fértil para la aparición de movimientos populistas.

El populismo como fenómeno político y social representa una reivindicación para defender los intereses de los pueblos de un país frente a una supuesta élite o establishment. Una falacia habitual en este argumento se revela cuando los líderes populistas no tardan en hacer proliferar la idea de defender los intereses de las personas que pertenecen a un país. Esto, unido al discurso y las políticas antiinmigración, puede suscitar sentimientos de exclusión social y erosión de la ciudadanía por parte de miembros de la comunidad que, aunque no sean ciudadanos de pleno derecho del país, forman parte integrante de la comunidad, lo que puede empezar a exacerbar los sentimientos de descontento, marginación y privación de derechos.

En el otro extremo, lo mismo puede ocurrir con los ciudadanos nacidos en el país cuyo contenido respecto a los inmigrantes puede volverse negativo. Todo esto puede alimentar los movimientos populistas de las siguientes maneras:

La desigualdad económica y la pobreza pueden provocar agravios económicos entre los grupos marginados. Cuando las personas y las comunidades se sienten relegadas o excluidas de las oportunidades económicas que se brindan a los inmigrantes, por ejemplo, pueden recurrir a algunos movimientos populistas que prometen resolver estos agravios económicos y restablecer una sensación de seguridad y justicia económicas;

Privación de derechos políticos:

La erosión de la ciudadanía puede provocar un sentimiento de privación de derechos políticos entre determinados grupos. Cuando los ciudadanos sienten que sus derechos políticos, como el derecho a participar en los procesos de toma de decisiones o el derecho a ser escuchados por sus representantes electos, están siendo socavados o ignorados, pueden sentirse marginados y excluidos del sistema político. Los movimientos populistas pueden explotar estos sentimientos de privación de derechos afirmando que representan la voz del pueblo y ofreciendo soluciones sencillas a problemas políticos complejos;

La exclusión social también puede manifestarse en forma de marginación cultural o de percepción de amenazas a la identidad nacional. Cuando los individuos sienten que su identidad cultural o nacional está amenazada o devaluada, pueden buscar refugio en movimientos populistas que prometen restaurar o proteger su identidad cultural o nacional. Los movimientos populistas pueden utilizar el nacionalismo o la retórica nativista para apelar a estos sentimientos, presentándose como defensores de la “verdadera” o “auténtica” cultura o nación frente a las amenazas percibidas de forasteros o élites.

Pérdida de cohesión social:

La exclusión social y la erosión de la ciudadanía también pueden debilitar la cohesión social dentro de una sociedad. Cuando los individuos y las comunidades se sienten excluidos o marginados, los lazos sociales y la confianza pueden erosionarse, lo que provoca divisiones y polarización. Los movimientos populistas pueden explotar estas divisiones presentándose como los salvadores del pueblo “real” o “verdadero” y convirtiendo a determinados grupos, como los inmigrantes, las minorías o las élites, en chivos expiatorios de los problemas sociales.

Es importante señalar que los movimientos populistas son complejos y polifacéticos, y que los factores desencadenantes de su aparición pueden variar en función del contexto y las circunstancias específicas de una sociedad determinada. La exclusión social y la erosión de la ciudadanía no son los únicos factores que contribuyen al populismo, pero pueden ser importantes factores subyacentes que crean un entorno propicio para que los movimientos populistas ganen apoyo e impulso.

La exclusión social y la erosión de la ciudadanía y cómo puede desencadenar el populismo
Join the conversation
Scroll to top