Contrarrestar los argumentos populistas no es tan fácil, porque a menudo están ligados a fuertes emociones. En la vida privada, hay otro factor: las personas con las que uno se lleva bien, como vecinos, en el club deportivo o incluso entre los amigos o la familia, expresan opiniones que uno ya no entiende, a las que le gustaría rebatir algo sin ofender demasiado al otro y arriesgarse a perderlo. Dependiendo de con quién se trate, también hace falta valor para rebatir a los populistas.

Esta parte de la plataforma web la desarrollamos durante los años 2022 – 2024:

  • Medios de discusión y argumentación.
  • Una serie de entrevistas sobre la ciudadanía europea.
  • • Otros recursos de apoyo para contrarrestar el populismo.

Scroll hacia arriba